Instalar Windows 10 desde USB

2015-08-03

En esta guía vamos a ver cómo instalar Windows 10 desde USB o pendrive booteable de forma limpia (desde cero) con la seguridad de instalar la última versión oficial sin ninguna modificación hecha por terceros. Iré actualizando la guía conforme lancen nuevas imágenes iso por lo que siguiendo este tutorial te aseguras de que siempre vas a instalar la iso más reciente, evitando tener que instalar después cientas de actualizaciones a través de Windows Update. Las imágenes iso más recientes a día de hoy son la versión 1703 (Creators Update) del 5 de abril de 2017.

Puedes seguir la guía para instalar Windows 10 en equipos con procesador Intel o AMD, pero no sirve si tienes un equipo con procesador ARM y Windows Mobile/RT. Podrás instalarlo en un disco de estado sólido (SSD) o en un disco duro mecánico (HDD). También veremos cómo instalarlo en modo BIOS o en modo UEFI según te interese.

1. Selecciona y descarga la imagen ISO adecuada para instalar Windows 10 desde USB

En esta guía utilizaremos las últimas iso “multiple editions” oficiales de Microsoft. Hay una iso multiple editions por cada arquitectura (x64 o x86) y por cada idioma. Cada una de las iso incluye todas las ediciones que podríamos necesitar (Home y Pro, tanto Retail como Volume).

Durante la instalación te pedirá una clave, tendrás que introducir tu clave original y se instalará la edición adecuada a dicha clave. Si no tienes la clave en el momento de la instalación no te preocupes, ya que veremos que se puede instalar igualmente introduciendo claves por defecto (que sirven para determinar la edición a instalar pero no para activarlo), y podrás activarlo tras instalarlo.

Hoy en día lo normal es instalar la versión de 64 bits (x64). Si es un equipo viejo con un procesador que no soporte 64 bits o con menos de 2GB de RAM considera instalar la versión de 32 bits (x86).

Para instalar Windows en español, según te interese x64 o x86 tienes que descargar uno de estos dos archivos iso:

Para instalar Windows en inglés, según te interese x64 o x86 tienes que descargar uno de estos dos archivos iso:

Ya no es posible descargar las iso multiple editions directamente de la web de Microsoft, a no ser que tengas cuenta de suscriptor MSDN. Puedes buscar las isos en Google buscando por su nombre o el SHA1.

Otra opción es usar la herramienta MediaCreationTool. Ten en cuenta que las isos descargadas con MediaCreationTool no son las multiple editions por lo que con ellas no podrás seguir la guía correctamente. Para seguir la guía se recomienda usar las iso multiple editions.

Si quieres asegurarte de que la iso se ha descargado correctamente y no ha sido modificada por terceros, comprueba el hash SHA1 (por ejemplo con HashTab) de dicha iso. Si el SHA1 que te dice el programa coincide con el que le corresponde según el listado de arriba, es que la iso es correcta y puedes proceder con la instalación. Si el hash no coincide, podría indicar que el archivo no se ha descargado correctamente o que la iso que vas a usar no es la oficial y ha sido modificada.

2. Crear memoria USB booteable

Antes de seguir debemos tener en cuenta que:

Una vez tengas claro en qué modo lo vas a instalar, vamos a preparar una memoria USB o pendrive booteable para que se pueda arrancar el instalador de Windows 10 desde él. Necesitarás un pendrive de al menos 4GB u 8GB dependiendo de si vas a instalar la versión x86 o x64. Para preparar el pendrive utilizaremos el programa Rufus.

Rufus

Conecta el pendrive al PC antes de ejecutar el programa y selecciona las siguientes opciones:

Pulsa Start y espera a que termine el proceso de crear el pendrive booteable.

3. Consideraciones antes de empezar

Asegúrate de que tu equipo cumple los requisitos mínimos para Windows 10 y de que los componentes que lo forman tengan drivers para Windows 10. Aunque Windows 10 ya incluye drivers para muchos componentes, es conveniente que tengas los drivers descargados antes de instalarlo porque, dependiendo de tu equipo, durante la instalación puede que necesites cargar los drivers SATA/AHCI si no venían incluidos, y después de la instalación puede que necesites instalar los drivers de la tarjeta de red para poder conectarte a Internet.

Ten en cuenta que se va a borrar todos los datos y programas que tengas en la partición donde vas a instalar Windows, o lo de todo el disco duro si conviertes de una tabla de particiones a otra como veremos en el punto 6. Haz una copia de seguridad de todo lo que no quieras perder fuera del disco duro donde vayas a instalar Windows.

Si el equipo ya tiene instalado actualmente un Windows 7, 8, 8.1 o 10 con su licencia original y no conoces la clave, puedes obtenerla con el Magical Jelly Bean Keyfinder y apuntarla en un lugar seguro para poder introducirla durante o después de la instalación. Si el equipo venía de fábrica con Windows 8, 8.1 o 10 instalado llevará la clave grabada en la placa, puedes verla con este programa. Si anteriormente has actualizado el equipo desde Windows 7, 8 o 8.1 a Windows 10 no es necesario hacer esto ya que no tienes clave (te saldrá una genérica).

Si tienes más de un disco duro, es recomendable desconectarlos todos excepto en el que quieres instalar Windows y tras la instalación los vuelves a conectar. Así evitas borrarlos por accidente y evitas que el gestor de arranque se pueda instalar en otro disco duro que no sea el principal.

Otras consideraciones opcionales:

4. Bootear memoria USB

Dependiendo de si tu placa base tiene UEFI o no actuaremos de una manera o de otra:

4.1. Placa base sin UEFI

En este caso el pendrive solo podrá arrancar en modo BIOS por lo que solo tienes que seleccionar el pendrive de la lista de unidades pulsando F8 (o la tecla que sea en tu equipo, consulta el manual) cuando enciendes el PC. También puedes entrar en la configuración de la BIOS y poner el pendrive el primero de la lista de prioridad de arranque pero acuérdate de que tras el primer reinicio durante la instalación tendrás que quitarlo y poner el primero el disco duro.

4.2. Placa base con UEFI

Si tu placa tiene UEFI normalmente te permite instalar Windows de ambas formas, tanto en modo UEFI como en modo BIOS. Dependiendo de tu placa base puede que tengas que cambiar alguna opción en el menú de configuración de la BIOS para poder arrancar de una forma u otra. Como el menú de configuración de cada placa base es distinto es imposible dar las opciones exactas que tienes que cambiar. Si no te aclaras busca en Internet o consulta el manual de tu placa base o portátil. A grandes rasgos te puedes guiar por estas indicaciones:

Instalador Windows 10

5. Introducir la clave de producto

Una vez arrancado desde el pendrive, lo primero que te pide el instalador es la clave de producto. Si has seguido el tutorial la iso que has utilizado es la multiple editions, la misma iso permite instalar ambas ediciones (Home y Pro) tanto Retail como Volume. En este paso se decidirá cuál de ellas es la edición a instalar.

Clave Windows 10

Llegado a este punto vamos a diferenciar tres casos con varios subcasos que se pueden dar:

6. Instalación de Windows 10

Si te pregunta qué tipo de instalación quieres, selecciona “Personalizada” para instalarlo desde cero y no actualizar en sucio.

Instalación Personalizada

Antes de seleccionar la partición donde se va a instalar, habrá que preparar el disco duro en MBR o en GPT dependiendo de si hemos arrancado en modo BIOS o en modo UEFI. Si tu placa tenía UEFI y llegado a este punto aún no tienes claro en que modo has arrancado, puedes asegurarte al 100% de esta forma:

Instalador UEFI

Si no ha arrancado en el modo que querías revisa la configuración de la BIOS/UEFI y vuelve a intentarlo.

Llegado a este punto puede que necesites cargar los drivers del controlador AHCI de tu placa base, solo en el caso de que el instalador de Windows no reconozca los discos duros o te de algún tipo de error al instalarlo. Puedes descargar los drivers AHCI de la página web del fabricante de la placa base, introducirlos en otro pendrive y cargarlos mediante la opción “Cargar controlador”.

6.1. Instalar Windows 10 en modo BIOS

Si vas a instalar Windows en modo BIOS el disco duro en el que vas a instalarlo debería tener una tabla de particiones MBR. Si es así, desde la ventana de instalación podrás borrar/crear/modificar particiones y formatearlas a tu gusto e instalar Windows en la que quieras sin problema.

Si por el contrario el disco duro tiene tabla de partición GPT, el instalador no te va a dejar continuar con la instalación. Deberás entonces convertir el disco duro de GPT a MBR de la siguiente forma, teniendo en cuenta que se borrará absolutamente todo lo que contenga:

6.2. Instalar Windows 10 en modo UEFI

Si estás en modo UEFI el disco duro debería tener una tabla de partición GPT. Si tiene MBR no te dejará instalarlo, a no ser que borres todas las particiones y automáticamente al crear nuevas o seguir con la instalación Windows convierte el disco a GPT y crea las particiones necesarias él mismo. A veces se da el caso de que si el disco duro tiene tabla GPT pero ha sido preparado con anterioridad por otro programa, Windows no te deja instalarlo en él. En cualquier caso, si quieres ir a lo seguro haz lo siguiente:

Instalando Windows 10

7. Después de la instalación

Al terminar la instalación selecciona “Personalizar”:

Personalizar Windows 10

Configura las distintas opciones a tu gusto para no vender tu alma a Micro$oft y enseguida podrás llegar al escritorio:

Escritorio Windows 10

Una vez instalado Windows deberás comprobar si está ya activado, y de lo contrario deberás activarlo según lo que decidieras en el paso 5. En los casos en los que debería activarse automáticamente tras conectarlo a internet puede tardar un tiempo, no es instantáneo.

Instala los drivers de los diferentes componentes de tu equipo. Windows 10 incluye ya drivers para los componentes más comunes, que puedes instalar a través de Windows Update. En los casos en los que esto no sea posible puedes descargarlos de la página web del fabricante de cada componente. Si no hay drivers para Windows 10 los de Windows 8.1 suelen ser compatibles. En el administrador de dispositivos puedes comprobar si están todos instalados. Si no sabes que componentes forman tu equipo puedes verlos con algún programa como HWiNFO.

Personalización de opciones y otras cosas que puedes hacer ahora: Esta parte es completamente opcional, son algunas de las opciones que suelo cambiar yo para dejarlo a mi gusto.

Panel de control

Comments

comments powered by Disqus